Just another WordPress.com site

relaciones de pareja.

Mis queridos amigos, hoy mi reflexión es para la dignidad.

Hay muchas relaciones de pareja y matrimonio en las que el respeto a la mujer no existe, son tantas que también podría ser tu caso o la de alguien que conoces.

Quien no te valora, no te merece. Eso es algo que toda mujer y persona debiera tener en mente. Y el respeto empieza por uno mismo, que se te valore o no depende de ti.

Hay muchas relaciones de pareja y matrimonio en las que el respeto a la mujer no existe, son tantas que también podría ser tu caso o la de alguien que conoces.

Quien no te valora, no te merece. Eso es algo que toda mujer y persona debiera tener en mente. Y el respeto empieza por ti misma, que se te valore o no depende de ti.

Las relaciones comienzan con esperanza, empezamos una nueva vida junto al hombre que amamos, ya no hay secretos pues por fin tienes un cómplice, un amigo… ya tienes un amor, y tu alma está descubierta ante esa persona. Así vivimos cada día con mucha alegría, con esperanza, con fe de que vamos a llegar mucho mas allá en la relación, parece que todo fuese perfecto, el hombre perfecto, la relación perfecta, todo encaja en nuestras vidas…

Pero sucede también que muchas veces esos sueños realizados, esos sueños de amor que se han cumplido, se rompen. Tras ello viene la desilusión, ya no te mira, ya no te valora, ya no te llama, o si lo hace es cuando él quiere y no cuando tú le necesitas… ya nunca está para ti y te ves envuelta en absoluta tristeza e impotencia de no saber qué hacer.

Y es justo que te sientas enfadada, lo has dado todo, no te has quedado con nada, y de pronto todo se ha roto.
¿Donde fue que perdiste el rumbo?

¿Por qué te dejas pisotear? Muchas mujeres viven esta lacra de verse menospreciada y vejada, insultada por su pareja, relaciones en las que ya no hay respeto. Pero más triste que todo esto es quetú permites que se te atropelle. Eso es lo más grave, nadie puede ni tiene el derecho de insultar tu persona, no lo consientas, no permitas que en nombre del amor te hagan pedazos a ti y a tu dignidad.

Algunas características comunes de hombres que no te valoran:

Nada de lo que haces le gusta.
Critica todo, hasta tu forma de vestir.
Ya no te deja tener amistades, te controla en todos los aspectos.
Te pone en evidencia ante otras personas.
Después de lograr que le amaras, ya no te hace caso.
No responde a tus llamadas.
Evita cualquier encuentro para no tratar temas serios.
Te critica y todo lo rebate delante de tus amistades.
Ya no tiene detalles, al contrario, se piensa que se “merece” que todo lo pagues tú.
Llega tarde a casa y siempre tiene escusas y si le contesta te grita y te insulta.
Desconfía cuando sale solo bien vestido y perfumado, vigila sus pasos.

Si identificas a tu pareja en casi todas estas características, entonces no dudes en bajarte de ese tren, en la primera estación bájate. Es mejor sufrir un tiempo que estar con un tipo así toda la vida. No te merece, no te valora, no te quiere, sólo le sirves para sus gustos. Tú no tienes que vivir una vida así, no eres cualquier cosa, eres mujer creadora de amor, de bondad y tropezar con este tipo de personas sólo te hará mal.

Tú misma debes retirarte de su vida, te mereces un buen amor, una buena relación, no tienes por qué estar todos días soportando que hieran tu corazón no hay mujer en el mundo que merezca ni una sola lagrima.

Si te respetas a ti misma llegará el día en que una persona que te dará tu lugar y sabrá valorar lo que eres. Te valorará por ser tú misma, no por lo que tienes. No permitas que nadie sufra de esta manera, esos hombres no valen la pena, deja esa vida y no te olvides, hay que tener DIGNIDAD, sólo así podrás salir adelante con estas relaciones tan nocivas.

Mereces que te amen y no te lastimen, mereces respeto así como toda mujer lo merece, por algo eres mujer, y esa palabra vale mucho. Puedes permitirte perderlo todo en la vida, menos la dignidad, eso es lo que realmente hace daño, no lo permitas nunca, y si ya lo perdiste nunca es demasiado tarde para recuperarlo. Mereces dignidad.

Puede ser que hoy todo este mal, que nada mejore, que todo siga igual, pero hay esperanza de que la situación cambiara. La misericordia de Dios es eterna. Es el motor que impulsa las nuevas ganas de actuar. De salir del sopor del desanimo y dar otro paso.

El favor de Dios dura toda la vida. Es permanente su bondad para con nosotros, no se acaba, no se devalúa, no se diluye. Y aun en medio de los problemas, por más graves que estos sean, el favor de Dios está presente. Justamente porque Dios es Dios, porque es Grande y Eterno y porque es Amor.

Recuerda: ¡Quien no te valora, no te merece

Que Dios te ilumine en encontrar la persona que te ame y te quiera por lo que eres, te valore y te ame.

Recibes mi bendición con cariño.

Padre Miguel Mufrege.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s