Just another WordPress.com site

dia de la madre.

Hay una mujer,que tiene algo de Dios por la inmensidad de su amor, y mucho de ángel por la incansable solicitud de sus cuidados.
Una mujer que siendo joven, tiene la reflexión de una anciana y en la vejez trabaja con el vigor de la juventud.
Una mujer, que si es ignorante, descubre con mas acierto los secretos de la vida que un sabio, y si es instruida se acomoda a la simplicidad de los niños.
Una mujer, que siendo pobre se satisface con los que ama, y siendo rica daría con gusto sus tesoros por no sufrir en su corazón la herida de la ingratitud.
Una mujer que siendo vigorosa, se estremece con el llanto de un niño, y siendo débil se reviste a veces con la bravura de un león.
Una mujer que mientras vive no la sabemos estimar, porque a su lado todos los dolores se olvidan, pero después de muerta daríamos todo lo que poseemos por mirarla de nuevo un solo instante, por recibir de ella un solo abrazo, por escuchar un solo acento de sus labios. De esa mujer no me pidas el nombre, si no quieres que empape en lágrimas el pañuelo… esa mujer yo la vi por el camino. ¡Es mi Madre!

LAGRIMAS DE MUJER

“¿Por que lloras mamá?” le preguntó un niñito a su madre.
“Porque soy mujer” le contestó la mujer.
“Pero, yo no entiendo”, dijo el niño.
Su madre se inclinó hacia él y abrazándolo le dijo, “Y nunca lo entenderás”…

Más tarde el niñito le preguntó a su padre: “¿Por qué mamá llora a veces sin ninguna razón?”.
“Todas las mujeres lloran siempre sin ninguna razón”. Era todo lo que el padre le podía contestar.

El pequeño niño creció y se convirtió en todo un hombre, preguntándose todavía por qué era que las mujeres lloraban.

Un día el niño convertido en hombre se arrodilló y le preguntó a Dios:
“Dios : ¿Por qué lloran tan fácilmente las mujeres?”

Y Dios le dijo :
– Cuando hice a la mujer tenía que ser algo especial. Hice sus hombros suficientemente fuertes como para cargar el peso del mundo entero, pero a la misma vez lo suficientemente suave para confortar a quien lo necesite.
– Le di una inmensa fuerza interior para que pudiera soportar el dolor de dar a luz y hasta el rechazo que muchas veces proviene de sus propios hijos.
– Le di una dureza que le permite seguir adelante y cuidar a su familia a pesar de las edades y la fatiga y sin quejarse aun cuando otros se rinden.
– Le di la sensibilidad para amar a un niño bajo cualquier circunstancia, aun cuando su niño la haya lastimado mucho. Esa misma sensibilidad que hace que cualquier tristeza, llanto o dolor del niño desaparezca y que le hace compartir las ansiedades y miedos de la adolescencia e incluso de la edad madura…
– Le di la fuerza suficiente para que pudiera perdonar las faltas a su esposo y la moldeé de una de sus costillas para que ella pudiera cuidar de su corazón.
– Le di sabiduría para saber que un buen esposo nunca lastimaría a su esposa y a veces le pongo pruebas para medir su fuerza y su determinación para mantenerse a su lado a pesar de todo.
– Le di lágrimas de las reales que brotan de ella exclusivamente cuando su ser necesita expresarse más allá de las palabras.
– Esa es su única debilidad…lágrimas que piden perdón por los errores y la dureza del corazón de la humanidad”.

Le doy gracias a Dios por haber creado a la mujer. Le doy gracias a Dios por mi madre, mis hermanas, mis hijas, mis amigas, mis primas…

Y …. a esos hombres que tienen mujeres en sus vidas, que aprendan a valorarlas y a conocerlas en la dimensión en que Dios las creó. Aquí os dejo esta oración con todo mi cariño.
Ven Espíritu Santo, te pido que tu bendición descienda sobre las madres y abuelas de mis amigos y amigas de Twitter Venezuela. Dales el don de Sabiduría para que sepan guiar a sus familias por el camino correcto. Dales el don de Entendimiento para que vean con claridad las necesidades de sus familias. Dales el don de Ciencias para que puedan saber cómo aplicar los valores y las verdades de la Biblia en la vida y circunstancias de cada uno de los miembros de su familia. Dales el don de Consejo, para que siempre sepan escucharte a ti y a los miembros de sus familias con un corazón abierto y compasivo. Dales el don de Piedad para que sean modelos de oración para sus familias. Dales tu don de Fortaleza, para que sean capaces de responder de una manera sana y adecuada a las muchas dificultades de la vida en familia. Dales el don de Respeto a Dios y gratitud por el regalo de la fe para que puedan celebrar la presencia amorosa de Dios en sus familias. Ven espíritu Santo con tus infinitos regalos y bendice a las madres y abuelas de esta mi página hoy y cada uno de los días de sus vidas.
Así juntos las bendecimos a ellas y a sus familias, en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo,
Amen
Reciban mi bendición especial.
Padre Miguel Mufrege.Imagen

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s